Para el vestido eligió a una de mis diseñadoras preferidas de Madrid, Beba´s Closet. Elegante y romántico, lucía un maravilloso encaje que adornaba la parte alta del vestido y también una sobrecapa que llevó al principio de la ceremonia.

De la fotografía se encargó El Marco Rojo y fue, en concreto, Ramón, quien estuvo disparando in situ y que gracias a él tenemos estas maravillosas fotos de la pareja.

La organización, espectacular, fue obra de Natalia y Lola, de WeddingPlanners. Trabajar con ellas es confianza, tranquilidad y buen gusto. No tengo palabras.

La localización escogida por los novios para celebrar el enlace fue el majestuoso Palacio de Galiana situado en Toledo. Preciosos jardines, diferentes espacios y localización, ya que está a pocos minutos del casco histórico de la ciudad.

Sin duda, una de las bodas más impresionantes en las que he tenido el placer de trabajar. ¡Gracias por confiar en mi trabajo y en el de mi equipo!